• A menos de un mes del ingreso a clases, la psicóloga del Programa “Aprender en Familia” de Fundación CAP, Claudia Soto entrega recomendaciones para que tanto niños como padres, puedan vivir este periodo con menos ansiedad y con una mirada positiva respecto del inicio del año escolar.
  • Retomar horarios de sueño y no minimizar los temores o inquietudes que pudieran surgir en los hijos, son algunos de los tips que aconseja la especialista.

El próximo jueves 3 de marzo es la fecha oficial de ingreso a clases, según calendario del ministerio de Educación. Ese día, cientos de padres e hijos retomarán una rutina que, para muchos, había quedado en el olvido después de casi tres meses de vacaciones escolares.

La psicóloga del programa “Aprender en Familia” de Fundación CAP, Claudia Soto, entrega útiles consejos para que padres e hijos puedan prepararse para recibir este nuevo año escolar, dejando atrás los horarios y rutina de verano y volviendo paulatinamente al “modo colegio”.

  1. Es importante hacer de la vuelta a clases un proceso positivo, por lo tanto, es aconsejable manejarlo de manera paulatina. Por ejemplo, partir por reestablecer ciertas rutinas habituales unos días antes de comenzar el colegio, como los horarios para irse a la cama, de comer, ver televisión o utilizar el computador.
  2. Es necesario que los padres tomen con calma la vuelta a clases, sin transmitir stress a los niños y niñas antes de entrar al colegio, por ejemplo, con las compras de uniformes, útiles, conocer los cursos nuevos, etc. dándose tiempo para hacer este proceso con calma y como un espacio entretenido de compartir con los niños.
  3. Destacar los aspectos positivos  del regreso a clases. Hablar del reencuentro con los amigos, la posibilidad de aprender cosas nuevas y enfrentarse con una serie de desafíos entretenidos pueden ser parte de las conversaciones. Asimismo, compartir con el niño y niña sus temores e inquietudes, sin minimizarlos o restarles importancia, y alentarlos a verbalizar sus emociones para que se sientan acompañados y contenidos en este proceso.
  4. También es beneficioso que los pequeños tengan un rol activo dentro del regreso a clases. Para esto pueden participar en la compra de sus uniformes y elegir sus útiles, por ejemplo. Por cierto, lo ideal es que los padres se organicen con tiempo y no dejen esos preparativos para los últimos días.
  5. Es aconsejable no transmitirles anticipadamente ansiedad por las notas, ni por las dificultades que enfrentarán en el nuevo curso. Es importante que ellos entiendan y expresen que el aprendizaje va mucho más allá que la calificación obtenida en una prueba. Desde los primeros años de escolaridad es  necesario que se les vaya transmitiendo a los niños y niñas el gusto por aprender, motivándolos por la lectura, los números, la historia y así transmitir  que el estudio es un desafío apasionante. .
  6. La especialista de Fundación CAP hace un llamado a los padres a motivar el gusto por la lectura como hábito, leyéndoles un cuento al acostarse si los niños son pequeños o tener libros a su alcance de acuerdo a cada edad y motivarlos a leer por lo menos 10 minutos diarios. Asimismo, organizar el estudio para que sea dosificado y entretenido, ayudándolos así a formar hábitos y rutinas desde que son pequeños.

Publicaciones relacionadas