cof

Con la incorporación de cinco nuevos establecimientos educacionales de esa comuna, “Aprender en Familia” busca potenciar el aprendizaje y desarrollo sano de los estudiantes, a través de la participación efectiva de padres y apoderados, abarcando desde la sala cuna hasta  enseñanza media. A la fecha ha beneficiado a 35 mil estudiantes y sus familias.

      Con una representación de un taller de la Escuela de Padres comenzó el lanzamiento del Programa Aprender en Familia de
Fundación CAP en la comuna de Paine. Sus propios protagonistas, un grupo de apoderados que se capacitan como monitores para trabajar con el resto de los padres de su curso, mostró cómo se realiza una sesión dependiendo del tema a tratar, usando los materiales y herramientas destinadas a fortalecer sus competencias parentales y compartir con otros el desafío de apoyar a los niños y niñas en su proceso educativo y desarrollo.

La Escuela de Padres es una de las áreas del Programa, las otras son la Relación Familia y Escuela, que busca potenciar el vínculo entre el establecimiento educacional con las familias, y Redcreando, que promueve las redes de apoyo en  comunidad.

En marzo de este año, cinco establecimientos de Paine abrieron sus puertas al equipo de la Fundación para incorporar el programa en sus comunidades, mediante un convenio de financiamiento compartido entre los centros educativos participantes, apoyados por su Municipio, y Fundación CAP. Estos son las escuelas Carmen Reveco y Elías Sánchez, y los Liceos Paula Jaraquemada, Bárbara Kast y María Carvajal, que suman alrededor de 2 mil estudiantes. Aunque llevan sólo cinco meses, ya se han observado grandes avances y mucho compromiso por parte de las instituciones y de los apoderados en potenciar la Alianza Familia y Escuela.

“Con la Fundación CAP, cinco de nuestros colegios están potenciando la participación de apoderados que serán los monitores de los otros padres. De esta forma la familia se compromete y asume un rol protagónico. Esperamos seguir replicándolo en más establecimientos”, adelantó Diego Vergara, Alcalde de Paine.

Este programa, reconocido internacionalmente por la Universidad de Harvard y el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y Crecimiento (CIPPEC), comenzó en 2010, y hasta la fecha ha beneficiado a cerca de 35 mil estudiantes y sus familias de un total de 65 establecimientos municipales, escuelas y liceos, y 21 salas cunas y jardines infantiles públicos, ubicados en distintas regiones del país.

Primera vez en liceos Eduardo Frei Bolívar, presidente de Fundación CAP, señaló que “el desafío de incluir a enseñanza media con nuevos talleres para padres, nos permite abarcar con nuestro programa todo el proceso educativo, desde primera infancia a cuarto medio.”

En Paine, “Aprender en Familia” incorporó a tres liceos, por lo cual se incluyeron nuevas sesiones en la Escuela de Padres para trabajar con apoderados de primero a cuatro medio, abordando temáticas acorde a sus edades, como comunicación y sexualidad, y prevención de la violencia, entre otras.

El director del Liceo María Carvajal, Héctor Quezada, comentó: “El ser un liceo rural representa un desafío en éste ámbito, porque es muy difícil incorporar a las familias en la educación de los estudiantes”. Sin embargo, destacó “que ha sido un
espacio muy validado, tanto por los profesores como por los apoderados”. En relación a las expectativas, apuntó que buscan “que los padres sienta al liceo como un espacio propio y que la comunidad educativa entienda que es muy valioso incorporar la mirada de la familia en el aprendizaje de nuestros estudiantes”.

Por su parte, Leslie Anders, una de las monitoras de la escuela Carmen Reveco, comentó: “La idea es generar una alianza, una red de apoyo entre la escuela y la familia. Ha sido un primer semestre increíble y con muy buena recepción de los
papás”.

 

Publicaciones relacionadas